Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

África enseña sus músicas al mundo

África enseña sus músicas al mundo
The Rolling Stones, fotografiados en Tánger durante una visita a Marruecos en 1964
The Rolling Stones, fotografiados en Tánger durante una visita a Marruecos en 1964
Carlos-fuentes

Carlos Fuentes

Periodista especializado en músicas de África

En las nuevas discotecas digitales, las músicas de África disfrutan ya de un espacio propio, pero no siempre fue así. Hasta los años 80, al menos para la mayoría del público internacional, los sonidos africanos apenas eran accesibles en ediciones discográficas y en las colaboraciones que artistas europeos y norteamericanos mantenían con su pares africanos. Discos influyentes que en el mejor de los casos trascendían fronteras nacionales y continentales y ayudaban a sembrar la semilla de las músicas africanas en las emisoras de radio y en los anaqueles de las tiendas de discos de medio mundo. Fue así hasta que, a mediados de los años 80, se impulsó la identificación independiente de los ritmos africanos. Antes, también ahora, las asociaciones entre músicos de África y del resto del mundo tienen un rol primordial para la visibilidad creciente de todo lo que suena africano. Esta nueva edición de Semilla Negra recorre algunas de estas colaboraciones.  

Antecedentes de esta suerte de alianza musical hay en África desde hace más de medio siglo. En Sudáfrica, por ejemplo, uno de los pioneros de su escena jazz, el pianista y arreglista Abdullah Ibrahim, encontró un gran aliado en Duke Ellington cuando decidió salir al exilio europeo para escapar del infame régimen racista del apartheid. Los dos músicos se conocieron en 1963 en un club de jazz de Suiza y de ese encuentro salió el proyecto Duke Ellington presents The Dollar Brand Trio, un disco publicado por Reprise, el sello creado por Frank Sinatra después de abandonar Capitol. Este primer álbum occidental de Abdullah Ibrahim se nutre de cinco piezas propias originales y Brilliant corners, original de Thelonious Monk, por entonces una de las principales influencias del pianista sudafricano. En 1992 el pianista de Ciudad del Cabo repitió tributo con el disco Fats, Duke & The Monk.

Mucho antes, en 1959, otra gran estrella de la cultura occidental también ayudó a ampliar la repercusión de un artista africano contemporáneo. En Dakar el percusionista senegalés Doudou Ndiaye Rose ya atesoraba cierta fama por su destreza con los ritmos africanos y los instrumentos tradicionales de percusión. Con el tiempo Doudou Ndiaye se convertiría en una leyenda africana con el apelativo cariñoso del matemático de los ritmos, aunque los primeros pasos del músico senegalés hacia el reconocimiento internacional los dio con el apoyo de Josephine Baker. En el ecuador del siglo pasado, la bailarina había adoptado un perfil alto en la lucha a favor de los derechos civiles, en especial ante la aún vigente segregación racial. Y en un viaje a Senegal conoció la destreza de Doudou Ndiaye Rose, al que invitó a sumarse a su compañía durante una gira por teatros de Estados Unidos.

Este retrato triangular sobre las alianzas entre músicos de África, Europa y América puede completarse con la colaboración de Peter Gabriel con el cantante senegalés Youssou N’Dour. Ocurrió a mediados de los años 80 cuando el líder de Genesis tuvo noticias de la imponente voz surgida de la medina de Dakar. Se conocieron en París, donde el músico británico se desplazó para ver a un recital de Youssou N’Dour para la colonia senegalesa afincada en Francia, una costumbre que desde entonces no ha abandonado. «Me quedé alucinado con su voz de oro líquido», recordaría Peter Gabriel en una entrevista con el diario británico The Observer. Así que la colaboración no tardó en llegar. En 1986 el músico inglés publicó su quinto disco, So, que incluye el tema In your eyes, con Youssou N’Dour en coros y otro músico de origen africano, el franco-marfileño Manu Katché, en las percusiones. Al año siguiente ambos se volverían a encontrar en Shakin’ the tree, canción incluida en el disco The Lion del cantante de Dakar y que fue revisitada tres años después con el añadido de la voz del propio Peter Gabriel.La alianza también se subió a los escenarios en los conciertos de A Conspiracy of Hope, una gira en favor de Amnistía Internacional con artistas como Bruce Springsteen, U2, Sting, Lou Reed y Joan Baez.

El seminal Youssou N’Dour conecta también con otro episodio emblemático para entender las relaciones musicales entre África y Europa en tiempos recientes. En 1994 el músico africano se reunió con la cantante Neneh Cherry para compartir Seven seconds, primero de los singles de su disco The Guide (Wommat). La canción, producida por Booga Bear, vinculado a bandas contemporáneas de pop electrónico como Massive Attack, Portishead y el colectivo Wild Bunch, sorprendió a casi todos y se convirtió en uno de los temas de referencia en el pop bailable de los 90. Una década después, Youssou N’Dour volvería a interpretarla a dúo con la británica Dido durante el festival Live 8 celebrado en Londres.

Otro veterano, el saxofonista camerunés Manu Dibango (una de las grandes pérdidas africanas a causa del covid: falleció en París el 24 de marzo de 2020), fue también muy prolífico en colaboraciones con artistas occidentales. Mantuvo un vínculo estable con el sello de música latina Fania Records e incluso protagonizó giras con el grupo derivado de la disquera neoyorkina, Fania All Stars. Más reciente es su asociación con el trovador cubano Eliades Ochoa, líder del Cuarteto Patria, con quien en 1996 compartió el disco CubÁfrica con clásicos cubanos como El manisero y Quizás, quizás, quizás. Otra muestra de la versatilidad de Manu Dibango son sus colaboraciones con el cantante (y extenista) Yannick Noah, que incluye en sus conciertos el clásico del camerunés Soul makossa. Más interés y mayor enjundia tiene el proyecto Fela Soul, audaz encuentro entre las canciones del nigeriano Fela Kuti y la verborrea hip hop del grupo norteamericano De la Soul. Entre ellas está la infecciosa revisión de Feel Good Inc. grabada antes por Gorillaz, un proyecto de Damon Albarn (Blur), artista que él solo daría para un especial Africa meets Europe.

Más músicas africanas para las pistas de baile contemporáneas se pueden encontrar en la colaboración del cantante senegalés Baaba Maal con Thievery Corporation, el conjunto de Washington que se encargó de remezclar Souka Nayo (I will follow you). También la voz del argelino Rachid Taha se prestó a alianzas internacionales, en este caso cerca de casa, con la cantante francesa Jeanne Added. En 2010 el dúo puertorriqueño Calle 13 se apoyó en el afrobeat de Seun Kuti, el hijo menor de Fela, para vestir con ropas africanas su canción Todo se mueve. Algo menos conocida es una adaptación que los tres músicos realizaron también de Sorongo en memoria de influyente compositor boricua Tite Curet. Y otro cantante inquieto, el italiano Jovanotti, compartió primero el tema Musica con Manu Dibango y luego se alió con el músico tuareg originario de Níger Bombino para Si alza il vento. Con sabor caribeño suena Ouelli El Darek, reggae cadencioso que el argelino Khaled incluyó en 1996 en su disco Sahra con el acompañamiento del trío vocal femenino jamaicano I Threes formado por las cantantes Rita Marley, Marcia Griffiths y Judy Mowatt.  

Desde Lisboa la cantante portuguesa de origen mozambiqueño Maria João desarrolla una síntesis atractiva entre el jazz contemporáneo y los ritmos africanos. Su discografía con el versátil pianista Mário Laginha, pilar de la escena jazz lusa, rebosa de canciones atléticas, bailables y divertidas. Profesora de jazz en la escuela del mítico Hot Clube de Portugal (HCP) que programa jazz cada semana en Lisboa desde 1948, la voz atlética de Maria João brilla en canciones luminosas como Preto e branco, Charles on a sunday with sunday clothes o Há gente aqui. Valiente también es Alguém me Ouviu (Mantém-te Firme), tema compartido por la portuguesa de origen mozambiqueño Mariza y el rapero y poeta de origen caboverdiano Boss AC. Dos hijos de la diáspora africana en Lisboa retratando el complejo proceso de convivencia entre la cultura de origen y la vida urbana en la capital. Menos agitado que el kuduro de Pongo, pero quizás por eso más hondo y reposado.

Cerramos este viaje sonoro por colaboraciones musicales entre artistas de África, Europa y América con uno de sus episodios más extraordinarios. En 1965 el rolling stone Brian Jones aterrizó en la ciudad de Tánger para escapar de ciertos problemas judiciales en Londres. En el libro Los viejos dioses nunca mueren Stephen Davis narra el encuentro del músico inglés con la capital africana del Estrecho. Vibrante refugio de bohemios en buena parte del siglo XX. «Un viaje en el tiempo, un mundo medieval con música magnífica, droga abundante y comida soberbia, la capital mundial del todo vale”, contó a la vuelta a sus amigos en Londres el fundador de los Rolling Stones. Tres años después, verano de 1968, el mismo Brian Jones grabó un concierto de los músicos del pueblo de Jajouka, publicó el disco Brian Jones presents the Pipes of Pan at Joujouka y dejó así plantada la semilla marroquí en el repertorio del imperial grupo de Mick Jagger y Keith Richards.

Treinta años después de la muerte de Brian Jones, sus amigos rescataron los aromas de las músicas del Rif. Incluida en el disco Steel Wheels (1989), la canción Continental drift quizás sea la mejor síntesis de este recorrido sonoro por músicas que cruzan fronteras.

Carlos Fuentes, autor del artículo, recomienda esta lista de canciones seleccionadas por él en relación con este artículo. Además de adjuntar los enlaces en YouTube también hemos creado la lista en Spotify, eschúcala aquí: https://open.spotify.com/playlist/4bOtA53Hl5jzViivtmxqp8?si=cb74dc9411fe4d73

 ARTISTA                                                                                        CANCIÓN

THE DOLLAR BRAND TRIO                                                                    Kippi

THE DOLLAR BRAND TRIO                                                    Brilliant corners

YOUSSOU N’DOUR & PETER GABRIEL                              Shakin’ The Tree

YOUSSOU N’DOUR & PETER GABRIEL                                     In Your Eyes

https://www.youtube.com/watch?v=Map2v04PuFc

YOUSSOU N’DOUR & NENEH CHERRY                         7 seconds (dub mix)

YOUSSOU N’DOUR & DIDO                                  7 seconds (Live 8 en 2005)

MANU DIBANGO & ELIADES OCHOA                       Quizás, quizás, quizás

MANU DIBANGO & ELIADES OCHOA                                          El manisero

MANU DIBANGO & YANNICK NOAH                                         Soul makossa

https://www.youtube.com/watch?v=eZc0bk8vMmU

DE LA SOUL & FELA KUTI                                                         Stakes is High

https://www.youtube.com/watch?v=Psf7D7MDkOU

DE LA SOUL & FELA KUTI                                                         Feel Good Inc

BAABA MAAL & THIEVERY CORPORATION    Souka Nayo (I will follow you)

RACHID TAHA & JEANNE ADDED                                             Now or Never

KHALED & I THREES                                                               Ouelli El Darek

CALLE 13, SEUN KUTI & SAMMY TANCO                                         Sorongo

https://www.youtube.com/watch?v=9K73kRWGQhk

JOVANOTTI & MANU DIBANGO                                                           Musica

https://www.youtube.com/watch?v=gZMQQG2XhMM

JOVANOTTI & BOMBINO                                                           Si alza il vento

BOSS AC & MARIZA                               Alguém me Ouviu (Mantém-te Firme)

ASA & KEZIAH JONES                                                                                 Iya

SOMI & COMMON                                                                  When Rivers Cry

TRIO CHEMIRAMI, OMAR SOSA & BALLAKÉ SISSOKO                    Azadeh

JANELLE MONÁE & ERYKAH BADU                                              Q.U.E.E.N.

MARIA JOÃO & MÁRIO LAGINHA

Charles on a sunday with sunday clothes

MARIA JOÃO & MÁRIO LAGINHA

Há gente aqui

MARIA JOÃO & MÁRIO LAGINHA

Preto e branco

ROLLING STONES & MASTER MUSICIANS OF JAJOUKA Continental Drift

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

La brecha eléctrica de África

La escasa capacidad de generación eléctrica en un continente que crece aceleradamente es posiblemente el mayor desafío al que se